Carta

El ser humano, desde hace mucho tiempo ha buscado la manera de comunicarse, fue alrededor del siglo 500 A.C que se comenzaron a escribir mensajes a mano  para comunicarse a larga distancia.

Se hicieron famosas las epístolas y a través de los años, se fueron fabricando diferentes materiales, que permitieron masificar el envío de mensajes entre personas que se encontraban en distintas poblaciones y se pagaba por su recepción, dependiendo de la cantidad de páginas y letras del abecedario que se escribían y la distancia que se debía recorrer para entregar dichos mensajes.

La creación de nuevos materiales para la escritura, facilitó el desarrollo de lo que hoy en día se conoce como carta y que ha resultado ser el medio de comunicación más utilizado durante la historia de la humanidad. Se comenzaron a utilizar diferentes pigmentos al igual que se utilizan en algunos tipos de mechas para el cabello hoy en día.

Inicialmente las cartas no guardaban una estructura definida, simplemente contenían un mensaje de interés tanto para el emisor como para el receptor. Fue apenas en el año 1840 que se comenzó a formalizar la apariencia de este medio de comunicación, colocándose dentro de un sobre, indicando el nombre del remitente, el receptor y la dirección de emisión y recepción. Además de esto las cartas en ese momento eran selladas con un material especial que contenía cera, de tal manera que no pudiera ser descubierto su contenido antes de llegar a su destino. 

Durante ese mismo año en Gran Bretaña comenzó a funcionar el  servicio de entrega postal, utilizándose un tipo de sello que contenía el retrato de la joven reina Victoria. Esto dio origen a nuevos sistemas de entrega de cartas y documentos en otros países, generándose los primeros sellos postales de la historia. 

El uso de la carta resulto de gran importancia en aquella época donde la tecnología aun no formaba parte importante dentro de los medios de comunicación. Una de las comunidades que mas se vio beneficiada fue la comunidad científica internacional, ya que el intercambio de ideas en muchos casos no podía hacerse personalmente.  

 ¿Qué es una carta? 

La carta se define como un medio de comunicación escrita, puesto que permite transmitir un mensaje desde un emisor (remitente de la carta) hacia un receptor (destinatario).  La carta puede dirigirse a una o varias personas, y puede ser formal e informal.  

Puedes leer más sobre la carta informal y la carta formal en este enlace.

El término “carta” tiene su origen en el latín “charta” y “litterae” que significan “hoja de papel papiro” y “letras del alfabeto, literatura, correspondencia” respectivamente.  

 En español se adaptó la raíz del latín “charta”; en francés, inglés e italiano se adaptó el latinismo “litterae”, estableciéndose los términos lettre, letter y en lettera, respectivamente.  

Inicialmente las cartas eran escritas para enviar mensajes cotidianos, de interés personal por lo que carecía de formalidad. Actualmente se manejan varios tipos de cartas, incluidas las de índole personal. En este tipo de cartas generalmente se escriben mensajes cortos e informales. Aunque su uso se ha visto reemplazado por la tecnología y el empleo del correo electrónico como especie de carta virtual, en muchos casos se sigue utilizando este medio de comunicación, dejando una prueba o garantía de que se transmitió el mensaje deseado. 

Una característica común de las cartas es que se envían dentro de un sobre, donde se coloca la información del remitente y toda la información del destinatario, necesaria para que la carta llegue a su destino. Toda la información del destinatario suele colocarse en el anverso del sobre y la información del remitente en el reverso del mismo (cuando es el caso de sobres manuscritos) o en el anverso (si el sobre es preimpreso). 

El resto de características depende del tipo de carta. 

Tipos de carta 

Existen muchos tipos de carta, su clasificación depende del mensaje que contiene. Debido a que el mensaje es siempre diferente en cada tipo de carta pues su clasificación depende del uso que se le va a dar a la misma.  

Sin embargo, esto no garantiza que de acuerdo al uso de la carta, el mensaje sea exactamente el mismo, pues cada emisor tiene su propio estilo de escritura y comunicación. 

En vista de que la carta puede utilizarse con diferentes fines, que abarcan situaciones personales, comerciales, académicas o laborales, resulta bastante interesante identificar cual es el tipo de carta más adecuado al trámite que se desea realizar, como por ejemplo en el momento de preparar unas oposiciones juez, donde deberá tratarse de una carta formal y sin fallos.

Existen cartas que se clasifican de acuerdo al público al que van dirigidas, en el caso de que la carta se emite a una persona o un grupo de personas con rango superior, la carta adquiere un carácter formal y puede clasificarse como un documento, tal es el caso de la carta oficio, la carta de recomendación, la carta de presentación, entre otras. 

En este tipo de cartas se utiliza un lenguaje formal, respetuoso y con una estructura establecida.  

Dentro de los tipos más comunes de carta se encuentran: 

  • Carta de presentación: en este tipo de  carta las personas pueden exponer sus aptitudes, cualidades, formación académica y toda la información positiva referente a la actividad que desea desempeñar.  
  • Carta de recomendación: este tipo de cartas pretender garantizar el buen desempeño del individuo dentro de cualquier organización en la que haya laborado (carta de recomendación laboral), estudiado o simplemente participado en alguna de sus actividades. También se busca con las cartas de recomendación, resaltar en muchos casos con mas detalle los aspectos positivos de la persona que se está recomendando (carta de recomendación personal). 
  • Carta de renuncia: a través de esta carta un trabajador puede exponer los motivos por los cuales no desea seguir trabajando, y expresa su renuncia al cargo que desempeña dentro de la empresa u organización. 
  • Carta de agradecimiento: por lo general se expiden como gesto de cortesía y agradecimiento hacia el receptor de la carta, frente una situación desarrollada previamente. El texto contiene las razones detalladas por las cuales se agradece, incluyendo comentarios adicionales a los generados entre las personas. 
  • Carta de despido: se emplea para expresar a los trabajadores de una empresa los motivos por los cuales han sido removidos de sus cargos y a partir de que fecha dejaran de ejercer sus funciones dentro de la misma. 
  • Carta de solicitud: este tipo de cartas se emplea para solicitar información, por ejemplo la carta de solicitud enviada de un cliente a una empresa, donde solicita información acerca de un producto, bien o servicio determinado.
  • Carta de disculpa: su contenido expresa una disculpa y los motivos por los cuales se expresa la disculpa. Este tipo de cartas pueden ser formales o informales, dependiendo de la relación que exista entre el remitente y destinatario.  
  • Carta de reclamo: por lo general estas cartas se escriben cuando se desea expresar el desacuerdo con alguna situación, o la inconformidad con el funcionamiento de un bien o servicio. En muchos casos, además de formular un reclamo se exige alguna recompensa o acción compensatoria por haber sido expuesto a la mala experiencia mencionada. 
  • Carta de buena conducta: a través de esta carta, se proporciona información acerca del buen comportamiento de la persona a la que se hace referencia. 
  • Carta literaria: son aquellas cartas que forman parte de una obra literaria. 
  • Carta oficio: es un tipo de carta con carácter de documento que se emplea para comunicar disposiciones, órdenes, informes, acuerdos, entre otros aspectos, dentro de instituciones tales como: embajadas, oficinas de gobierno y/o ministerios.  

Cuando las cartas van dirigidas a un público general, se le consideran cartas públicas y se dan a conocer a través de un medio de comunicación masivo (diarios, revistas, entre otros medios) para expresar o generar una opinión, en torno a un determinado tema. 

Estilos de una carta 

Dependiendo del tipo de carta, se debe adecuar el lenguaje y enfoque del mensaje que contiene. De esta manera se facilitará la transmisión del mensaje y la comprensión del mismo.   

Los estilos que frecuentemente se adoptan al escribir una carta son los siguientes: 

  • Estilo formal: se utiliza cuando la carta cumple la función de documento y contiene información laboral, institucional, académica, entre otras.  
  • Estilo informal o coloquial: es un estilo que se utiliza cuando la carta va dirigida a personas cercanas, tales como familiares, amigos o vecinos. El lenguaje utilizado es mas sencillo y coloquial de manera tal que ambas partes se comprendan. 
  • Estilo familiar: el cual se utiliza en cartas y comunicaciones enviadas específicamente a familiares. 
  • Estilo muy formal: se utiliza en casos donde la relación entre el remitente y el destinatario no es cercana, donde se ponen de manifiesto expresiones de respeto desde el emisor hacia el receptor. 
  • Estilo informativo: se caracteriza por exponer de manera inmediata alguna información acerca de próximos eventos, situaciones o acciones a seguir. 

Además del estilo bajo el cual se escribe una carta, esta consta de una estructura con características similares sobre todo en cartas con estilo formal o muy formal.  

 En las cartas pueden encontrarse comúnmente las siguientes características:  

  • Existe un emisor (remitente) y un receptor (destinatario). 
  • La información y los datos se organizan claramente, con precisión y exactitud. 
  • El lenguaje es fluido, con una actitud agradable y confortable. 
  • El contenido pretende impresionar  de manera positiva al receptor. 
  • Con la información de la carta se quiere lograr una reacción favorable a los intereses del remitente 
  • La información es completa, para evitar lagunas de desinformación en el destinatario. 

 En cuanto a las características lingüísticas de una carta, se suele encontrar que: 

  • Las frases son cortas y variadas. 
  • El vocabulario es cortés. 
  • Las oraciones deben ser completas y organizadas de manera correcta. 
  • No se deben abreviar palabras. 
  • Se utilizan los signos de puntuación correctamente. 
  • Se emplean varios elementos que interrelacionan las oraciones y los párrafos. 

Partes de una carta 

Para establecer las partes de una carta, primero se debe identificar el tipo de carta al que se hace mención. En el caso de una carta informal, se tiene que las partes principales de la carta son:  

Encabezado: que contiene el lugar, fecha y destinatario 

Cuerpo de la carta: información que contiene.  

Despedida y firma: contiene la frase de despedida y la firma del remitente. 

Postdata (opcional): se utiliza en los casos donde se ha pasado por alto incluir alguna información dentro del cuerpo de la carta. 

 Para las cartas formales, las partes que comúnmente se identifican son: 

– Encabezado: al igual que la informal contiene el nombre y dirección del destinatario, fecha del día y lugar. 

– Saludo: este puede ser personal o predeterminado para algún caso especifico. 

– Cuerpo:donde se presenta el contenido principal de la carta, es decir, la información más importante o motivo de la carta. 

– Despedida: se incluyen las frases de despedida, y el nombre del remitente en la parte inferior de la carta. 

– Firmarúbrica clara del remitente. 

 En el caso de cartas más formales, se consiguen otras secciones adicionales, tales como membrete, domicilio, referencias u otra información especial.

– Membrete:contiene el nombre, la dirección, el teléfono y la ciudad del remitente. 

– Fecha: este apartado contiene el nombre de ciudad, día, mes y año en que se realiza la carta 

– Domicilio: se consigue el nombre, la dirección, ciudad y código postal del destinatario. 

– Vocativo: frase que expresa cortesía y que relaciona al remitente con el destinatario. 

– Texto: contiene el asunto principal de la carta. 

– Despedida: contiene frases cordiales de despedida y se indica la culminación de la carta. 

– Antefirma: generalmente se coloca la razón social de la causa. 

– Firma: se coloca el nombre completo del remitente y su firma. 

Referencias finales: usualmente se emplean en el caso de que una persona sea la que dicte la carta y otra la que tipea. Se pueden colocar las iniciales de cada una. 

– Otros datos: se hace referencia a los archivos anexos que se envían. En algunos casos se indican las personas que recibirán una copia del documento.  

– Oyente: se trata de quien recibe el mensaje. 

– Remitente:se trata del que envía la carta. 

 El Sobre 

Además de la presentación de la carta, es importante considerar el sobre en el que se  va a enviar. Hay que identificarlo de manera correcta para garantizar que la carta llegue a su correcto destino. La información que se debe colocar en el sobre es la siguiente: 

Destinatario: se coloca el nombre de la persona que recibirá la carta (en el anverso del sobre). 

Dirección: se coloca la dirección del destinatario, generalmente en la sección inferior derecha del sobre (en el anverso del sobre).  

Remitente: se coloca el nombre y dirección de la persona que envia la carta, en el reverso del sobre.    

Sello postal  o estampilla: se coloca en el anverso del sobre, en la parte superior derecha del mismo. 

Pasos para escribir una carta 

 En este punto ya conoces todo acerca de una carta, incluyendo el tipo de lenguaje y estructura que debe llevar cada tipo de carta, solo falta que comiences a escribir tu propia carta. Y ¿Cómo se hace una carta?, simplemente debes seleccionar que tipo de carta deseas escribir y comenzar a incorporar todas las características, cuantitativos y palabras que anteriormente hemos mencionado. 

 Por ejemplo si deseas escribir una carta de índole personal o con un estilo familiar o informal, deberías seguir las siguientes recomendaciones: 

  • Define que tan cercana a ti es el destinatario, así podrás determinar el lenguaje de tu carta. 
  • Escribe un saludo. Ejemplo: Hola, que tal, ¿Cómo te va? ¿Cómo has estado? Seguidamente puedes colocar el nombre del destinatario. 
  • Inicia la carta. Escoge las frases que usualmente intercambias con el destinatario, pregunta por su condición actual, y cómo ha estado últimamente. 
  • Escribe el mensaje que necesitas comunicar de la manera más sencilla y explicita posible. 
  • Evita colocar frases recortadas o que generen malentendidos. 
  •  Terminar la carta con un mensaje afectuoso. 
  • Si olvidaste colocar alguna información en el cuerpo de la carta, puedes usar posdata (P.D.) al final de la carta. 

 Si lo que deseas es escribir una carta más formal, como por ejemplo dirigiendote a una revista científica hablando sobre la tabla periódica actualizada, entonces deberías seguir los siguientes pasos: 

  • Utiliza un procesador de texto para escribir la carta, por lo general este tipo de cartas no deben escribirse a mano, ya que le resta seriedad. 
  • Cuando escribas la fecha y la dirección, trata de que la fecha se encuentre escrita completamente combinando números y letras, en vez de abreviarla. Ejemplo: 20 de abril de 2018. 
  • Escribe correctamente el nombre y la dirección del destinatario. 
  • Comienza la carta con un saludo cordial pero formal. Casi siempre se coloca Estimado Sr. o Sra. 
  • Comienza a escribir el cuerpo de la carta, no utilices abreviaturas y trata de conformar las oraciones de manera correcta para que no carezca de sentido ninguna oración. 
  • Trata de que las preguntas sean formales y con los signos de puntuación correctos. 
  • Realiza el cierre de la carta de manera cortes y agradable, tratando de conectar con el destinatario, para obtener una respuesta satisfactoria. 
  • Coloca los datos del remitente y firma de manera clara.  
  • Identifica el sobre con los datos correctos para que la carta llegue a su destino, sin ningún tipo de problemas.  

Otra factor importante que se debe considerar antes de escribir una carta, es la presentación y la manera en cómo se hará la entrega de la misma. Actualmente, existen muchos formatos de papel en el cual se puede escribir e imprimir una  carta o cualquier documento.  

Cuando mencionamos el formato de papel, estamos haciendo referencia al variado grupo de tamaños que se encuentran normalizados para el papel y que se vienen fabricando  industrialmente desde hace varios años. 

A nivel mundial toman como referencia los tamaños establecidos en la norma ISO 216, sin embargo, en muchos países como Estados Unidos, México y Canadá se siguen empleando sistemas tradicionales. 

A pesar de seguir usando formatos tradicionales, los nuevos formatos que se emplean se han basado en el sistema de medidas anglosajón, que emplea la pulgada como unidad de medida. 

Del sistema tradicional ha seguido utilizándose el folio, cuyas medidas son 215×315 mm y es justo la mitad de un pliego de 315×430mm. Esta palabra en España sigue usándose para hacer referencia a una hoja de papel. Por lo que ha quedado establecido que  la mitad de un folio es una cuartilla  y la mitad de una cuartilla, una octavilla.  

A partir de este formato de papel, surgió el formato conocido como “oficio”, pues es el tamaño que comúnmente se emplea para los documentos legales y sus medidas (216×330 mm) se asemejan a las del folio. 

Anteriormente se usaba mucho un formato llamado “holandesa”, que era un poco más ancho que el folio (220 mm) y más corto (280 mm). Este tipo de formato se denominó carta en algunos lugares, pues permitía diferenciarlo del tamaña A4, definida como “carta americano”.  

En Sur América es común utilizar los siguientes formatos de papel para los escritos comunes: 

  • Carta (220 mm × 280 mm ó 8,5in x 11in)  
  • Oficio (220 mm × 340 mm ó 8,5 × 13 in) 
  • Letter  o carta americano y aparece en algunos procesadores de texto (216 mm × 279 mm ó 8,5in x 11in). 
  • Legal u oficio americano y aparece en algunos procesadores de texto (216 mm × 356 mm ó 8,5 × 14 in). 
  • Doble carta, tabloide o ledger: hacen referencia al mismo tamaño de hoja, pero con orientación diferente (279.4 mm x 431.7 mm ó 11,0 in x 17,0 in).  Normalmente tienen una orientación horizontal 

 El tamaño doble carta no se emplea casi para escritos comunes, usualmente se emplea para dibujos, diagramas y tablas de gran tamaño.  

Los tamaños de papel estándar también se han relacionado con el tamaño de los sobres donde se guarda la correspondencia para luego ser enviada. Existen algunos tamaños de sobre que  se utilizan a menudo: 

  • Sobre común: este permite guardar una hoja carta inglés que se encuentra doblada en cruz en 4 partes. 
  • Sobre oficio inglés: donde cabe una hoja oficio inglés doblada en 3 partes iguales. 
  • Sobre oficio americano: es un poco menos alto que el oficio inglés y permite guardar una hoja oficio americano doblada en 4 partes iguales. 

Ya que hemos mencionado todos los aspectos importantes de una carta, solo queda comenzar a practicar, para escribir las cartas de la mejor manera posible. Para finalizar te dejaremos algunos ejemplos de cartas que te sirvan como referencia: 

CARTA SENCILLAcarta ejemploCarta sencilla

 

¡Comparte ahora en redes sociales!