Carta de recomendación laboral

Vivimos en un mundo interconectado por las redes sociales y lo que, a su vez, puedan decir otros sobre nosotros en algún entorno en particular, de allí, nace la necesidad de la carta de recomendación laboral, esa carta de presentación tuya que no es narrada por ti, pero si denota lo responsable, valioso y capaz que has sido en una empresa o lugar. 

Si aún no tienes ni idea de lo que estamos hablando, este artículo te caerá como anillo al dedo para contar con una mejor presentación y mayores herramientas para obtener el trabajo que deseas en el futuro con tan sólo presentar una carta de recomendación laboral adecuada. 

¿Qué es la carta de recomendación laboral? 

Cuando una persona tiene algún interés en particular en cambiar de empleo o de acudir a otra empresa que te represente mayores objetivos profesionales, necesitará contar con una carta de recomendación laboral en la cual se avalé que esa persona tiene facultades para comenzar a laborar en ese lugar. Por supuesto, nadie nace aprendido y sólo la carta no impresionará a quiénes estén interesados en contratarte, pero si es una gran herramienta de buena ayuda. 

Si bien las entrevistas personales tienden a ganarse un peso muy específico para que una empresa o empleador decida inclinarse por una persona u otra a la hora de dar un trabajo, los documentos que lleven tu nombre necesitan ser escogidos con pinzas para sacar el máximo provecho de ellos y crear una buena expectativa de entrada antes de ejercer contacto personal con la otra persona. 

Carta de recomendación

¿Cómo se usa la carta de recomendación laboral para nuestro beneficio? 

Sencillo, este documento tiene una vital importancia ya que representa un anexo a nuestras experiencias laborales en nuestro currículum vitae. Aunque muchas personas no lo creen, o no saben eso, la carta de recomendación laboral puede ser tan vital como la dirección, el teléfono o tus estudios alcanzados, esto se debe a que la carta es una especie de medidor de tus aptitudes como profesional. 

Pongámoslo así para ejemplificar de la manera más correcta: No es lo mismo especificar brevemente que se trabajó en una empresa como periodista de redacción, a contar con una carta de recomendación laboral que explique todas las facultades que posees, aquellas herramientas que mejoraste en tu trayecto en el empleo que estás dejando (o dejaste de tener), e incluso la evolución que representantes en este caso, al medio de comunicación impreso. 

¿Qué diferencia a la carta de recomendación laboral con la carta de recomendación común, y la carta de recomendación personal? 

 Por desconocimiento, la mayoría de las personas tienden a decir que son lo mismo, y aunque si bien es cierto que tienen similitudes no es así, y a continuación te diremos el por qué 

  • Carta de recomendación personal: Este tipo de documento puede surgir de cualquier segmento en la sociedad en el cual tú te desarrolles o convivas. Una carta de recomendación puede salir de tú relación en un club en el que te encuentras asociado, una carta de recomendación de un banco a otro para que se te sea asignado un crédito, o algo tan sencillo como una carta de recomendación para demostrar que tú en una antigua residencia cumpliste con tus obligaciones como inquilino. 
  • Carta de recomendación simple: Viene a ser aquel documento que te puede servir como sustento para tener una aspiración en alguna institución o algún trabajo. Por ejemplo: Si una persona goza de una buena carta de recomendación simple por parte de una institución académica, probablemente otra institución académica donde la persona quiera hacer vida, será recibida de la mejor manera. 

Ahora bien, ya hemos hablado de las otras dos formas de carta de recomendación que existen, la laboral se diferencia de ambas que esta viene para cumplir con un objetivo profesional y salarial 

Algunas personas miran con malos ojos que una persona especifique las aspiraciones profesionales que desea desarrollar en una empresa, puesto que en el siglo XX era más común que sólo el empleador decidía qué y cómo se iba a elaborar un trabajo, pero ahora las empresas y las instituciones importantes saben que para lograr grandes objetivos; necesitan que sus trabajadores desarrollen su potencial al máximo para dejar el nombre de la misma.  

Ya sabemos, puede que en este momento estás pensando ¿Pero no es acaso que cualquier carta de recomendación me sirve para optar a un trabajo? La respuesta es no, absolutamente todos los tipos de carta y documentos personales o institucionales están diseñados para facilitar y cumplir objetivos en específico, en este caso, obtener un buen trabajo. 

Una persona puede contar con una carta de recomendación personal donde se especifique que tiene gran capacidad para hacer buen ambiente de trabajo, a su vez, una de recomendación simple; puede denotar que la persona es responsable y puntual. Sin embargo, lo dicho anteriormente, no logrará captar toda la información que necesita una empresa para contratar a un empleado, ya que no habla sobre su capacidad como profesional y su desempeño en distinto tipos de actividades ligadas a la actividad que realiza la empresa a la cual se aspira trabajar.  

¿Se manejan las cartas de recomendación laboral de la misma manera en todo el mundo? 

Ya hemos dicho que la colectividad es un fenómeno común en la actualidad, mientras más intercomunicados estamos con el resto del mundo, más formas y costumbres se desarrollan de manera conjunta, sin embargo; las cartas de recomendación laboral pueden ser bastante parecidas, pero siempre hay rasgos que pueden variar medianamente dependiendo de la localidad donde te encuentres.  

Ejemplo: No es lo mismo redactar una carta de recomendación laboral para una empresa radioeléctrica donde el conocimiento de un ingeniero eléctrico debe ser bastante basto y mientras más explícito redacten la carta mejor hablará de ti, que redactarla para una empresa interesada en buscar un ingeniero eléctrico para llevar el control de electricidad de un alumbrado bastante limitado como unas canchas de fútbol, algún estacionamiento o algo por el estilo. 

Estructuras que se deben manejar para redactar una efectiva carta de recomendación laboral: 

Carta de referencia personal

Las personas suelen afirmar que las cartas de recomendación ya sean laboral, personal o simple tienden a ser muy engorrosas o complicadas de hacerse, y este mito lo desmontaremos el día de hoy.  La mayoría de los documentos suelen ser bastante fáciles de redactar, la complejidad del mismo se encuentra en saber cómo separar o delimitar cada espacio que se abarcará en la carta para que no exista ningún tipo de confusión y sea lo más legible posible. 

Una carta de recomendación laboral se considerará exitosa no sólo por el nivel de capacitación profesional que tenga la persona de la cual se habla o se escribe, sino, por la habilidad que se tenga para sintetizar todos los atributos que recoge de quién se habla sin caer en la repetitividad o la discordancia. 

Este documento se separa en cuatro partes y debes prestar mucha atención a las siguientes líneas para no cometer ningún tipo de error:  

1-Encabezado o membrete únicoPor lo general al desarrollar un trabajo en alguna empresa o con alguien que tenga a cargo una firma personal debe tener los siguientes datos para realizar un buen encabezado: 

– Nombre del empleador y si es posible un documento de identificación (cédula de identidad o pasaporte. También suele verse muy bien cuando se específica que puesto ejerce la persona que realizar la carta de recomendación laboral (preferiblemente se debe buscar a un superior para que ejecute la misma). 

– Logo de la empresa o firma personal con la cual se está trabajando. 

– Dirección de la empresa donde se ejercen las actividades profesionales en la cual el empleador se ha desempeñado en un determinado tiempo. 

– Número de contacto de la empresa. También puede servir un número de carácter personal de quién emite la carta.  

El empleador cuenta con un logo que define a la empresa, una dirección donde funciona las actividades profesionales y por supuesto los números de contacto. 

– Fecha de elaboración de la carta: Si bien algunas personas tienden a colocar la fecha de primer lugar en la parte superior izquierda, es buena opción pedir que se coloque luego de la presentación de quién emite el documento para que no exista ningún tipo de duda de la autenticidad del documento.  

– Hacer un cordial y respetuoso saludo a quién va dirigida la carta. Es común que quién está interesado en ingresar al trabajo, conozca el nombre o cargo que tiene la persona que estará a cargo de entrevistarle o revisar sus documentos de presentación.  

2- Cuerpo de la carta de recomendación laboral: Acá es donde mayor atención debe prestar quién elabora el documento. En esta parte de la carta se debe dar a conocer todos los atributos profesionales (e incluir también algunos personales) que denoten por qué la empresa a la cual está siendo dirigida la carta, tendrá la suerte de contratar o trabajar con una persona de la calidad que se está exponiendo. 

– Es importante redactar los cargos que ha tenido la persona en la empresa y que aptitudes desarrolló en la misma, y que aportes y visión dio a la empresa desde esa perspectiva que antes no se tenía. 

– Si una persona durante el tiempo que estuvo en la empresa ascendió de cargo o llegó a cumplir varias tareas que en un principio no le habían sido comunicada, o le tocó asumir de manera circunstancial y de igual forma logro optimizar su tiempo y esfuerzo para cumplirlas con regularidad, también es bien visto. 

– No es necesario detallar todas las funciones que cubre la empresa, pero sí informar porque el trabajo de la persona de quién se habla, fue importante y mejoró el proceso que antes se llevaba. 

– Es básico no decir ningún tipo de mentiras ni exageraciones.  Esto puede ser tan esencial como lo anterior. Ya que no solamente estará en juego la reputación de quién se contrata sino también el de la empresa que está realizando la carta de recomendación laboral.  De seguro los atributos que tiene la persona le bastarán para ser llamados al siguiente trabajo. 

3- La despedidaNo es más que una mera formalidad para dar un contexto amigable a la persona. Siempre es fundamental se respetuoso y mostrarse abierto ante la posibilidad de entablar un diálogo mayor con quién leerá la carta. 

4- Firma de quién escribe: Si bien al principio se colocó el lugar de la empresa y quién escribe. Acá puede volverse a colocar el nombre de quién redacta y especificar que autorizado por la empresa en particular para redactar una carta de recomendación de ese estilo. 

¿Ves que tan simple es? No es necesario contar con un montón de títulos o ser un experto en temas de mecanografía para redactar una buena carta de recomendación laboral, sólo se debe ser muy atento a cada detalle para lograr cumplir con las aspiraciones que tiene la empresa de la carta, y dejar lo más presentable posible a quién está aspirando a un nuevo cargo. 

¿Puedo exigir una carta de recomendación laboral auténtica o debo conformarme con una genérica? 

 No debería existir ningún problema si el empleado siente la necesidad de que el empleador le redacte una carta de recomendación laboral, y más si este siente que ha cumplido con todas las obligaciones y labores que se le han asignado en las empresas. No es cuestión de exigencia, sino que se te brinde la posibilidad de hacer la solicitud de la misma. 

La diferencia entre que una persona la elabore y un documento genérico puede depender de donde se pida el documento. Una carta de recomendación laboral genérica es normalmente elaborada por el departamento de recursos humanos, donde suelen pedirla las personas, sin embargo; también se puede pedir una a tú supervisor inmediato y el la hará con mucho gusto y dedicación. 

Cualquiera de las dos puede servirte, pero todo estará también de tú expectativas con dicha carta. También todo puede depender del tipo de carta de recomendación laboral que exija la empresa donde te estás postulando. 

Ejemplos de carta de recomendación laboral: 

Si bien ya hemos hablado sobre las partes y la importancia de redactar una buena carta de recomendación laboral queremos que realmente manejes el tema si estás frente a la posibilidad de elaborar una. 

A continuación, te encontrarás con varios tipos de encabezados y cuerpos útil que podrás utilizar para generar una buena impresión con tu documento. 

Carta de recomendación laboral desde una empresa a otra: 

 «En esta oportunidad le escribe el señor (nombre de quién redacta la carta) ocupante del cargo de (el cual representa en la empresa), de la empresa (nombre e identificación de la empresa), con la intención de expresarle las actividades que ha desarrollado el empleado (nombre de quién aspira al cargo), desde (fecha determinada), hasta (fecha determinada). 

Es de indispensable importancia que conozca que como trabajador del área de (lugar donde trabajó), logró cumplir con las expectativas que se le pedían en el cargo e incluso implementó medidas para mejorar el departamento de (lugar que hemos venido diciendo). Durante su funcionalidad en la empresa, el trabajador estuvo a disposición para desempeñar los equipos de (nombre de cada uno), los cuales se encargan de cumplir las funciones de (……). 

Además de cumplir con las exigencias que se le han pedido durante todos los días de su jornada laboral, el empleado ha logrado cosechar un gran ambiente de trabajo basándose en la responsabilidad, equidad y optimización de tareas para estar a gusto en un entorno laboral. 

Sin más nada que agregar, está sobreentendido que cuenta con mi mayor disposición para dar mi respaldo y cualquier información sobre el señor (nombre del aspirante) quién es un excelente profesional. « 

Esta puede ser un modelo para poder denotar institucionalidad de una empresa hacia otra, por supuesto, acá sólo da espacio para el cuerpo de la carta. Deben llenarse los espacios de encabezado y cierre de la carta. Además de anexar las firmas. 

Carta de recomendación laboral de una persona jurídica a otra persona jurídica: 

«Con la mayor intención de colaborar y aportar información sobre el señor (nombre de la persona interesada), le escribo desde mi humilde posición como director de ( o persona que lleva a cabo) la firma personal ( o empresa familiar) Tornillos y cerámica C.A . Durante el tiempo que pudimos compartir ambos en el negocio de la ferretería y la cerámica, el señor (….) denotó tener la capacidad y habilidad para conocer todos los requerimientos necesarios para potencializar las oportunidades de negocio que necesitó la empresa. 

Aseguro que además de un gran profesional con la capacidad de asumir los retos que se le planteen a corto o largo plazo, cuenta con una maravillosa actitud que le permite mejorar sus aptitudes en el ambiente que se le pida desenvolver. 

Con la intención de presentar todas las cualidades que representó el empleado (…..) se encuentra mi total y absoluta disposición de compartir los problemas que logró resolver y las habilidades que logró optimizar al laborar conmigo a través de mis números de contacto.» 

Ahora bien, que te hemos dado algunos ejemplos que puedes rellenar para realizarle a alguien una carta de recomendación laboral, esperamos que no te suponga un mayor contratiempo ayudar a un trabajador tuyo que la esté pidiendo. 

A continuación, podrás ver otros ejemplos de carta de recomendación laboral de las cuales puedes fiarte si estás interesado en hacer este tipo de documento: 

Carta recomendación personal

Referencia personal

 

 Casos donde mejor te funcionará la carta de recomendación laboral 

Algunas personas suelen decir que las cartas de recomendación laboral no siempre tienen el impacto deseado sobre una solicitud de trabajo. Esto dependerá también de a dónde te postulas, las pretensiones que tiene la empresa y por quién vas recomendado. Acá varias situaciones que te pueden favorecer: 

-Si estás llenando una solicitud en línea donde cientos de personas se pueden postular para un mismo empleo, las cartas de recomendación laboral no tendrán mucho efecto, pero las personales si pudieran tenerlo. 

-Sí la solicitud de un empleo hacia otro viene por recomendación de un exjefe que hayas tenido, probablemente será mucho más fácil hacer la carta ya que es la persona que te recomendó quién vio los atributos por los cuales tú puedes optar a otro trabajo. 

-Hay personas que se enfocan demasiado en realizar cursos y reconocimientos académicos, y si bien esto no está mal, las recomendaciones laborales ganan un peso más específico dependiendo del trabajo que se haga.  

Los errores que no debes cometer con la carta de recomendación laboral: 

Ya te hemos dicho muchas cualidades que tiene la carta de recomendación laboral para ayudarte a mejorar tu perspectiva de una empresa en la que deseas entrar, pero también es importante que NO recurras a ella de la siguiente manera: 

-En ocasiones la relación laboral en una empresa con un determinado departamento no puede ser la más óptima, o incluso con tu jefe, aunque sientas que cumpliste siempre las obligaciones. Si este es tú caso, es mejor que no recurras a la carta de recomendación laboral ya que pudiera voltearse en tú contra. 

-Es necesario que la carta de recomendación laboral sea emitida realmente por un tercero de la empresa done has laborado, ya que difamar o robar la identidad de alguien además de evitar que consigas el trabajo, acarreará sanciones legales en tú contra. Este documento debe ser sincero. 

-Aunque las cartas de recomendación son un documento autóctono de un empleador o una empresa hacia ti, debes verificar que la información dicha se cumpla al pie de la letra. Por ejemplo: Si nombra que tienes conocimientos en algunos equipos, que realmente la tengas. 

Buena suerte con tus aspiraciones laborales… 

La función de este tipo de documentos es presentar una herramienta, y la nuestra es darla a conocer a fondo a todas aquellas personas interesadas en utilizarla.  

Luego de haber explorado todas las cualidades y herramientas que te pueden servir para mejorar tus oportunidades laborales en una empresa utilizando la carta de recomendación laboral, seguramente comenzará a tomar en cuenta todos los aspectos que hemos dicho en el texto.  

¡Por cierto! Antes de que te vayas, queremos recomendarte esto que seguro que te interesa:

Son una serie de contenidos a parte del que has leído que puede ser interesante para tí ¡Muchas gracias por leernos!

Carta de recomendación laboral
5 (100%) 4 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!